Diciembre - 2015
Los buenos propósitos para el próximo año

Estamos a punto de finalizar el año y muchas personas se proponen una reflexión y valoración de cómo ha sido su año actual a punto de finalizar. Suele ser común que hagamos planes y propósitos cada vez que estamos a punto de empezar un nuevo año. Si eres de las personas que te gusta hacer estas valoraciones, hoy os vamos a preguntar:

¿Has conseguido llevar a cabo tus aspiraciones relacionadas con tus hábitos y estilo de vida?



Muchas personas al iniciar el nuevo año se proponen metas como mejorar su alimentación, bajar de peso, ir más al gimnasio… Pero, la mayoría de los buenos propósitos serán incumplidos ya que casi siempre la forma de planteárselos lleva al fracaso. De hecho, expertos aseguran que sólo una de cada 10 personas es capaz de mantener durante todo el año aquello que se propone el día 1 de enero.

Hoy os vamos a dejar algunos consejos basados en el Coaching Nutricional para que los propósitos que te plantees para el próximo año puedan ser cumplidos con éxito!


1.  No intentes llevar a cabo metas gigantescas, confusas y demasiado generales. Estos se acaban convirtiendo en retos, que nada más pensar en ellos, te provocan ansiedad y desmotivación.

2.  Define tus objetivos de forma clara: “Organizar mejor las comidas de tupper del medio día”, “Cumplir con mis 5 comidas al día”, “Ir al gimnasio 3 días a la semana” son algunos ejemplos de propósitos que deben estar bien definidos y de forma clara.

3.  Haz una lista de los beneficios que esperas. Hacer una lista de los beneficios que te aportarán cumplir tus objetivos marcados te ayudará a alcanzar tus metas.

4.  Planifícate y resérvales tiempo (y recursos)! No puedes llevar a cabo tus objetivos sin un plan de acción bien definido. El día a día nos consume mucho tiempo, a parte de imprevistos que pueden surgir durante el año. Una buena planificación realista de que puedes hacer para alcanzar tus propósitos es fundamental para poder llevarlos a cabo.

5.  Mantenlos siempre presentes. La principal fuente de abandono de propósitos de año nuevo es el olvido. Es importante que los escribas de forma clara y tenerlos siempre bien visibles.